Sin categoría

El sexo anal

El sexo anal

 

El trasero es una de las maravillas en ese territorio próximo y también inexplorado que es el cuerpo de uno. Lo que nos han enseñado de nuestro cuerpo ha hecho que ese espacio en el que vivimos nuestra vida parezca extraño y ignoto, sentir asco del trasero hace una parte de este absurdo. Nos han dicho que nuestro cuerpo es una suerte de geografía que está dividida en zonas con diferentes fines. Que el cuerpo –y sus partes–tienen funciones preestablecidas: con el pene se orina y se embaraza; la vagina es para orinar, preñarse y alumbrar (tal y como si el clítoris fuera un ornamento que hay que ignorar); y claro, que con el trasero se caga, mas no se picha.

 

No sabemos en qué momento ni de qué manera se decidieron estas funciones y fronteras, mas los criterios que dividen las zonas que son consideradas sexuales y no sexuales semejan privilegiar una visión meramente reproductiva sobre el sexo. Si las personas somos dueñas de nuestros cuerpos, ¿por qué razón dejamos que se nos impongan funciones y también interpretaciones sin cuestionarlas? ¿Qué ocurre si nos da la real gana emplear nuestro cuerpo para algo diferente a lo que nos afirmaron?

 

La primera vez que me chuparon el trasero, sentía que esa lengua húmeda moviéndose por cada arruguita de mi ano era de las cosas más exquisitas que había sentido en mi vida. Mi cuerpo, lleno de temblores involuntarios y gemidos profundos, me afirmaba que deseaba más, mas una vocecita en la cabeza me desconcentraba. Creía que lo que hacía era ‘antinatural’ y cerdo pues “por ahí se cagaba”. Me había comido el cuento de que mi cuerpo tenía zonas prohibidas para el placer, sobre las que ni misma tenía soberanía. Mas una vez que múltiples labios mojaditos, lenguas bailarinas, dedos juguetones y vergas lubricaditas pasasen por mi trasero, cambié de opinión.

 

Asimismo comencé a desmitificar el trasero de mis amantes. Me percaté de que su penetrabilidad y sensibilidad era exquisita. Empecé a gozar cuando les veía sus caras de dicha pidiendo más lengua o bien algún género de penetración. Ahora no encuentro solamente sensual que un tipo empoderado de su ano: me funden esos mancitos que afirman claramente a sus amigos que les chifla que jueguen con su trasero.

 

Me sueño un planeta con anos libres de tabúes. Deseo que la gente tenga la libertad de probar sus áreas, establecer sus límites y difuminar los lindantes impuestos. El ano no está hecho para nada, el ano lo empleamos para cuanto queramos (por algo es de nosotros). El ano se lame, se chupa, se penetra, se escupe y se soba por el hecho de que, como escuché alguna vez en una queja, “Mi trasero es mío y decido”.

 

Soluciona las preguntas más frecuentes sobre el sexo anal. Le aconseja varias situaciones y de qué forma hacer a fin de que llegue al clímax.

¿Cuántas mujeres se le miden?

 

A fin de que se dé una idea, la gaceta Journal of Sexual Medicine publicó en dos mil quince una investigación que señala que una de cada 3 mujeres, entre los diecinueve y cuarenta y cuatro años, ha probado el sexo anal cuando menos alguna vez en su vida.

 

¿Ellas pueden llegar al clímax?

 

No todas y cada una lo consiguen. Mas para muchas mujeres la práctica es muy sensual, consiguen llegar al clímax y tener un clímax intensísimo. Recuerde que el ano tiene muchas terminaciones inquietas.

 

¿De qué manera persuadir a una mujer?

 

Muchas no se atreven por el hecho de que piensan en el dolor y en la molestia tras practicarlo. No obstante, Lincy Acosta le da múltiples consejos para negociar son su pareja, hacer que lo disfrute y no piense en el dolor.

 

¿Se debe utilizar lubrificante?

 

Si desea que el sexo anal sea agradable, la primera regla es el empleo de lubrificante. Especialmente si su pareja padece de hemorroides o bien tiene inconvenientes digestibles. Mas ojo no puede ser cualquiera, adquiera uno a base de silicona (nunca de aceite por el hecho de que esto puede hacer que el condón de rompa).

 

No sea rácano por el hecho de que debe utilizar mucho (2 frascos o bien más) a fin de que la penetración no sea dolorosa.

 

Recuerde que siempre y en toda circunstancia debe emplear condón. Esto asimismo va a ayudar a la lubricación y eludir que ciertas bacterias entren a su torrente sanguíneo.

 

Lea también: Los consejos de Esperanza Gómez para practicar sexo anal

 

¿De qué forma meterle un tanto de romanticismo?

 

Se aconseja tomar una ducha juntos y empezar a jugar con la espuma del jabón. Haga un masaje con el dedo corazón en el ano. Esto va a hacer que se relaje. El agua va a ayudar a que se sienta limpia y cómoda al instante de la penetración.

 

El sexólogo estadounidense Charley Ferrer asimismo aconseja comenzar el sexo anal una vez que la mujer haya alcanzado el clímax pues el cuerpo está relajado.

 

¿Es bueno utilizar juguetes eróticos?

 

Es de las mejores formas de explorar el ano. Mas asegúrese de adquirir el que es con ayuda del vendedor de la sex shop.

 

¿Qué situaciones se aconsejan?

 

La rana: Ella ha de estar recostadas boca abajo con las piernas un tanto abiertas de esta manera el hombre puede alentar el ano con ayuda de los dedos y relajar ya antes de empezar la penetración.

 

El misionero: La situación más popular, y para muchos desganada, resulta ser la idónea para los que están comenzando, no solo por comodidad, sino más bien asimismo pues consigue que el músculo puborrectal se relaje facilitando la penetración. Para una mejor experiencia ponga almohadas bajo la pelvis de su pareja.

 

¿Situaciones para practicar sexo anal? : pues en la pluralidad está el placer, acá le contamos 5 situaciones diferentes a la tradicional postura del perro a fin de que explore el sexo anal de otro modo.

 

El sexo anal es un tema que todavía resulta escandaloso, mas lo que muchos no saben es que ciertas mujeres sienten más placer al practicar sexo anal que vaginal. De ahí que acá le contamos 5 situaciones diferentes a la tradicional postura del perro, a fin de que explore esta práctica sexual de otro modo. Recuerde que en la pluralidad está el placer.

 

La rana: empezar con una manipulación digital en el ano es esencial. De ahí que esta situación es idónea para iniciar. Ellas han de estar recostadas boca abajo con las piernas un tanto abiertas de esta manera el hombre puede alentar y relajar ya antes de empezar la penetración.

 

El caballo salvaje: El hombre ha de estar sentado con las piernas cruzadas y sentada encima. Esta postura le dejará más contacto con su pareja, es idónea para alentar el clítoris, y les deja a las mujeres mantener el control de la velocidad y profundidad de la penetración. Si apenas experimenta, no es buenísima idea practicarla.

 

El misionero: la situación más popular, y para muchos desganada, resulta ser la idónea para los que están comenzando, no solo por comodidad, sino más bien asimismo por el hecho de que consigue que el músculo puborrectal se relaje facilitando la penetración. Para una mejor experiencia ponga almohadas bajo la pelvis de su pareja.

 

La cuchara: un punto clave a fin de que el sexo anal sea agradable es estar relajado, y esta situación ayuda mucho. Ella ha de estar recostada de lado y dándole la espalda al hombre. El contacto con las tetas y el clítoris es mayor. Y no sobra decirlo, es la situación adecuada para comenzar con esta práctica sexual.

 

El ventilador: para esta situación ayúdese de una silla. Ella debe respaldar los brazos en la silla bajar el tórax y también inclinar la cadera (estilo situación perro). El hombre estando de pie es quien controla el movimiento y tiene, además de esto, la posibilidad de alentar el clítoris. Esta postura no es capaz para inexpertos en sexo anal puesto que la penetración que se consigue es profunda.

 

No se quede solo en la situación del perro, el sexo anal, como el vaginal, puede hacerse en diferentes situaciones, y de esas hay más que estas 5. No olvide que la higiene es esencial, si su pareja no desea no la fuerce, y si no hay una buena comunicación entre los 2, renuncie de este plan, la comunicación asimismo es un lubrificante.

El sexo anal

Generacion XXX es una revista hecha por hombres y para hombres, nuestro único fin es unir a toda esa comunidad de hombres que están en la búsqueda de diversión masculina, no solo sexo también consejos de hombres para hombres

Esta pagina y su contenido es de uso exclusivo de personas mayores de 18 años, si no tienes esa edad te recomendamos que abandones esta web

Copyright © 2017 by www.generacionxxx.com

To Top