Sin categoría

Películas de lesbianas deseables

Películas de lesbianas deseables
A propósito de La doncella, la más reciente película de Park Chang Wook, le traemos un listado de aquellas obras de ficción que dedican largas escenas a enseñar sexo explícito entre dos mujeres.
En mis tiempos las películas se rastreaban, se descargaban por entregas, se luchaban. El nuevo milenio apenas despuntaba y también internet tenía mucho que ofrecer para quienes sabían hurgar en internet. Era la época de Torrents, Pirate´s bay y foros inacabables para saber qué buscar. (Consejos de sexo por una lesbiana)
En ese entonces, yo también estaba estrenando homosexualidad y ya me había hecho a la idea de ser la lesbiana del salón, de la promoción y de la familia. Simple no fue, mas hastiado tampoco. Reconocerse gay a los 19 años, después de haber sorteado la adolescencia y el “despertar” sexual, supone una nueva aventura.
En esa nueva pesquisa sobre mi sexualidad el material audiovisual era fundamental. Yo, como tantas otras, procurábamos cuanta película, corto, documental y pieza audiovisual había sobre lesbianismo. Descargábamos películas, “quemábamos” dvd y los traficábamos entre nosotras. Ahora es muy simple. El día de hoy, hasta Netflix tiene varias categorías asignadas al tema. En ese entonces, era un trabajo. (El amor en una pareja de mujeres)
En el medio llegó The L Word y todas las lesbianas del planeta nos llenamos de alborozo. Esta serie nos mostró todo lo que queríamos ver. Sin tapujos y con la sofisticación narrativa que caracteriza a las buenas series estadounidenses. Con personajes bien construidos, ironía, crueldad. Empleando el clisé y saboteando el clisé. Nos enseñó que las lesbianas son femeninas, masculinas, transexuales y heterosexuales. Y que sus relaciones, como cualquier relación entre humanos, están atravesadas por el drama, la desgracia, la rutina y la muerte. The L Word supo edificar escenas memorables de erotismo y sexo explícito entre hombres y mujeres en todas y cada una de las siglas LGBTIQ. Lo vimos todo porque por último era una serie sobre relaciones humanas.
Hasta hace poco, cuando alguien me preguntaba por una buena película sobre lesbianas sentía un pequeño instante de estupor. Debía hacerme la amante del cine recomendando una película inconseguible como Las amargas lágrimas de Petra Von Kant de Fassbinder, y parecer una pedante del cine -y del lesbianismo- o bien debía ponerme a hacer una lista de ciertos títulos que conozco pero sobre los que tengo mis reparos.
Hoy, puedo nombrar Boys don’t cry de Kimberly Peirce y más recientemente Carol de Todd Haynes. Más creo que esas películas no merecen el calificativo de películas sobre lesbianas. Son películas sobre la complejidad femenina.
Las películas sobre lesbianas que el día de hoy abundan en la red de redes ,las que plantea netflix por servirnos de un ejemplo- casi siempre y en toda circunstancia son protagonizadas por mujeres jóvenes y preciosas quienes por medio de un conflicto menor comprenden que desean estar con otra mujer joven y preciosa. Guiones flojos y rebosantes escenas de sexo entre ellas y todo esto ya se anuncia desde el afiche. Y por si acaso es preciso mayores indicaciones, una de las categorías de Netflix es “Películas de lesbianas deseables”
El día de hoy, a mis treinta años, luego de vivir los últimos diez enamorándome de mujeres, me siento incómoda en frente de esas películas de lesbianas.
Aún me cuesta ponerlo en palabras. No debe ver con el hecho de que el director sea un hombre y quiera cosificar a 2 mujeres haciéndolas objetos del deseo masculino. Puede ser eso, pero Sheila está dirigida por un hombre y su mirada amorosa cubre toda la película, todavía en las escenas más eróticas. Y películas como The kids are all right, dirigida por una mujer lesbiana además cae en el peor de los lugares al proponer que una mujer solo puede experimentar un auténtico desenfreno sexual al acostarse con un hombre después de estar en pareja a lo largo de muchos años con una mujer.
Decir que una película sobre lesbianas es más cuidada si la dirige una lesbiana es ignorante y peligrosamente sexista. No se trata de eso. Debe ver más, quizá, con una intención. Con saber lo que se cuenta y cómo se muestra eso. Saber que la imagen de 2 mujeres teniendo sexo es una fantasía común entre hombres y mujeres. ¿Cualquier par de mujeres? No. Esas películas que dedican todo género de planos a enseñar posiciones, cabezas entre las piernas, besos y gemidos, están casi siempre protagonizadas por mujeres particularmente preciosas.
Esas escenas, evidentemente, despiertan un erotismo simple. Cuerpos hermosos, apetecibles, y deseables. Lesbiana es cualquier mujer que siente deseo por otra mujer. No importa si es hermosa, delgada, anciana. Y no debería ser más simple para una mujer el hecho de querer a otra mujer cuando se es más bella y más femenina. No debería ser más fácil para una mujer darle un beso a otra mujer en la calle porque ambas provocan el morbo y no la hostilidad de quienes las miran.
Más volvamos al cine. La doncella es la más reciente entrega del directivo surcoreano Park Chang Wook célebre por la trilogía Oldboy, Sympathy for Mr. Vengeance y Lady Vengeance y quien ha demostrado su habilidad para contar historias retorcidas y viscerales. Ahora vuelve sobre el tema de la venganza con esta película fabulosamente grabada y con méritos de más para ser considerada una gran película.
Aparte de la venganza, La doncella aborda el tema de la literatura erótica japonesa, la relación entre dos mujeres y la redención que logran merced a su amor. Pero dos escenas dedicadas a enseñar a sus dos protagonistas teniendo sexo por la manera en la que están rodadas y la poca relevancia narrativa que tienen debilitan algo de la obra.
La doncella es una película contradictoria. Por una parte consigue edificar exquisitos momentos de fantasías eróticas por medio de la literatura en escenas en las que, tanto sus personajes como los espectadores, nos abochornamos en el mejor de los sentidos.
Por otra parte, se desprende de su propia premisa y semeja olvidar que es más poderoso lo sugerido que lo explícito. Que a veces, sobre todo en el cine, es más interesante jugar con la imaginación del espectador que darle lo que de forma fácil puede encontrar en el porno.
Si bien por lo general, La doncella es una película de sobra disfrutable. Más distanciada de los trabajos anteriores del directivo, en los que la insistencia de la escenificación sobre la agonía y el dolor físico, afectaban al espectador de formas casi insoportables. Esta vez, la tortura es desplazada por una exploración sobre las trampas del erotismo. Y, en ese sentido, todos podemos sentirnos identificados. Merece la pena asimismo, estimar la estética, la puesta en escena y las sorpresas de una historia que no es lo que semeja ser a simple vista.
Como es lógico, La doncella asimismo va a ser gozada por esas escenas sexuales y explícitas entre sus 2 protagonistas. Yo aconsejo verla pues es buena película sobre los límites que puede cruzar el ser humano para conseguir su libertad. Para acceder al complejo cosmos de las mujeres que aman a otras mujeres, para ver las distintas formas en las que dos mujeres copulan y se relacionan entre ellas.

Películas de lesbianas deseables

Generacion XXX es una revista hecha por hombres y para hombres, nuestro único fin es unir a toda esa comunidad de hombres que están en la búsqueda de diversión masculina, no solo sexo también consejos de hombres para hombres

Esta pagina y su contenido es de uso exclusivo de personas mayores de 18 años, si no tienes esa edad te recomendamos que abandones esta web

Copyright © 2017 by www.generacionxxx.com

To Top